Luego del viaje de mis padres por Argentina tuve la suerte de recibir varios regalos, entre ellos unas exquisitas botellas de vino de las bodegas Algodón, en Mendoza. Las bodegas para que tengan una idea, son propiedad de un señor con bastante margen como para comprar terrenos y dedicarse a sus dos pasiones: los vinos y el golf. Debe ser medio complicado jugar al golf borracho ya que yo no puedo hacerlo ni sobrio, pero este hombre se las arregló para hacer un campo de golf dentro de sus hermosos terrenos con los viñedos.

Chiste aparte, estuve averiguando un poco y aparte de lo que me contaron mis padres, el lugar es un paraíso para conocer y la producción de vinos está dedicada para la exportación y venta en el lugar. Los recomiendo si andan por la zona, son muy ricos y denotan gran experiencia en el rubro, todo avalado debido a que exportan la mayoría de sus productos.

Bueno, fuera de esta breve introducción, me trajeron unas fotos de las diferentes Cepas que hay en el lugar por lo que voy a darles una breve explicación acerca de la diferencia de las cepas, como así también sus aplicaciones. Yo particularmente siempre trato de disfrutar de una rica comida en familia, acompañada también de un buen vino pero hay que tener ciertas consideraciones a la hora de comprarlo no solo mirando el precio, sino eligiendo el tipo de vino de acuerdo a lo que uno va a comer.

Cabernet Suavignon:
Es la reina indiscutible de las uvas tintas y se da bien en muchas zonas.
En algunas regiones específicas es capaz de producir vinos de inusual profundidad, riqueza, concentración y longevidad.
En Burdeos se ha utilizado la variedad desde el siglo XVIII, siempre mezclada con Cabernet Franc, Merlot, Malbec y Petite Verdot. El modelo Burdeos se ha desarrollado no solo por el deseo de lograr vinos complejos, sino también por la necesidad de darle color, taninos o estructura al vino.
En otras partes del mundo, el Cabernet Sauvignon es una variedad que se embotella tanto sola como formando parte de una mezcla.
Los vinos producidos con esta cepa son los candidatos más serios para envejecimiento; usualmente mejorando hacia un vino verdaderamente espectacular. Con la crianza, sus distintivos aromas de cassis pueden desarrollar un bouquet con notas de cedro, violetas, cuero o caja de puros y su típica estructura tánica se puede suavizar y redondear considerablemente, pero manteniendo firme astringencia.
Cabernet tiene gran afinidad con el roble y usualmente pasa de 15 a 30 meses en barricas de roble francés y americanas, nuevas o usadas; proceso que, al realizarse apropiadamente, le da sabores de vainilla y tostado, mientras lo oxida lentamente suavizando los taninos. Los microclimas son un factor primordial en el peso e intensidad de los Cabernets.
OJOS: Colores intensos de la gama de los rojos rubí, profundos y con propiedad; recordamos las sensaciones del terciopelo, incluso toques azulados en casos de varietales jóvenes. El brillo es característicamente pronunciado.
En casos de vinos de edad, encontraremos colores tendientes a la gama de los marrones, terrosos y arcilla con una disminución del brillo e intensidad.
NARIZ: Intenso y con personalidad en caso de varietales jóvenes, con toques a pimiento verde, pimienta, frutas como frambuesas, moras y frutillas maduras, guindas e higos secos, especias y mentol (mentolatum, menta fresca y eucaliptus). En los de guarda o Reserva encontramos aromas a madera característicos de la barrica donde fue envejecido (encina o roble), vainilla; se potencia la pimienta y especias aumentando la sensación de intensidad y estructura compleja, incluso encontramos aromas a frutas cocidas o mermelada, cuero y humo.
BOCA: Básicamente debemos buscar que las sensaciones de la nariz sean correspondientes con los sabores en el paladar. Encontraremos sabores complejos, con personalidad y aristas a frutas rojas y negras (frambuesas, frutillas, moras, guindas y arándanos), pimientos verde y rojo, chocolate amargo, pimienta, vainilla y cuero en caso de los vinos de guarda, con toques mentolados y terrosos (bulbo, arena incluso).
RECOMENDACIÓN DE SERVICIO:
Ideal para acompañar carnes rojas bien condimentadas como vacuno o cordero con salsas como pimienta y champiñón; también con quesos fuertes como el Roquefort o la línea de quesos manchegos. Es la cepa por excelencia para larga guarda. Debemos considerarla para acompañar carnes de caza y guisos calientes muy sabrosos (ragu de ternera, codornices al tocino e incluso costillar de cerdo).7
Se recomienda servirla entre los 16 a 18°C, dependiendo de los años de guarda.

Merlot: Sinónimos: Semillon rouge, Merlau, Bigney.

La Merlot es originaria del sudoeste de Francia es la segunda cepa tradicional y en importancia de los grandes vinos de Bordeaux. Los vinos de Merlot son vinos con cierta intensidad colorante, con grado alcohólico elevado y con ligeros aromas afrutados y especiados. El Merlot es parecido al Cabernet Sauvignon, pero es menos tánica; por lo que da vinos más livianos para beber, más jugosos y que maduran más pronto, que de algún modo parecen más dulces. El Merlot se puede considerar como una cepa tinta de calidad aceptable. A la Merlot siempre se la ha considerado como una uva complementaria para mezclarla con la Cabernet Sauvignon, se logra un bivarietal excelente ya que uno aporta suavidad y carnosidad y el otro estructura. En menor medida se mezcla con la Cabernet Franc. Hay dos teorías sobre el origen de la palabra que da nombre a esta variedad. Una viene del dialecto bordelés, en el que Merlot quiere decir «petit oiseau noir» (mirlo): el Merlot es la primera uva de la temporada, ese momento en que los mirlos atacan las cepas para alimentarse. La otra teoría asocia el color del plumaje del mirlo con el azul negruzco de las bayas de la cepa.

Vista: A la vista el Merlot presenta un color rubí intenso con tintes violáceos y depende de la zona de elaboración. Los Merlot de guarda suelen ser más oscuros que los jóvenes.
Olfato: El Merlot tiene como aromas principales cassis, grosellas, moras u otros frutos rojos, pimiento dulce, humo, guinda, violeta además de trufas y el cuero.
Sabores: A la boca el Merlot es agradable cuando es joven ya que no presenta gran cantidad taninos, presenta sabores a ciruela, pasa de uva, miel y menta.

Maduración
El Merlot puede beberse joven, incluso recién elaborado, no precisan envejecimiento en botella, aunque su maduración puede mejorarlos y volverlos más complejos. Como varietal da un vino de evolución rápida, con aromas frescos y frutales y de cuerpo elegante; para consumirlo como vino tinto joven o como vino joven con un ligero paso de pocos meses por barrica de roble.

Maridajes:
El Merlot es ideal para acompañar:
Platos con legumbres, frutos secos; Verduras asadas; Carnes de caza (pato, vizcacha, conejo); Pescado en salsa; Estofados o guisos livianos; Arroz; Quesos semiduros; Como postre, con membrillos. La temperatura de servicio de un Merlot, la cual le permite al vino exponerse delante de nosotros destacando sus aromas y sabores, ronda entre los 16º a 18º.

Malbec: Sinónimos: Auxerrois, Cot, Malbeck, Pressac, Malbec.

La Malbec es originaria del sudoeste de Francia en la región de Cahors, donde se la denominaba Cot. Es la variedad tinta que mejor se ha adaptado al suelo argentino donde encontró las condiciones ecológicas ideales para su desarrollo, dando vinos excepcionales. Hoy el mundo está comenzando a asociar los vinos argentinos con la expresión de este cepaje. Argentina está reconocida como el país productor de los Malbec más refinados y los vinos Malbec de Mendoza son considerados los mejores del mundo.
Malbec Luján de Cuyo es la primera Denominación de Origen (DOC) de América. El Malbec presenta un color muy intenso y oscuro de tipo rojo cereza que puede llegar a parecer casi negro. Los vinos Malbec son cálidos, suaves y con taninos dulces muy agradables. Con aromas frutados durante su juventud, luego evoluciona con aromas a canela y toques de vainilla; son vinos con gran cuerpo, estructura y profundos. La ciruela es una de las características del Malbec. Utilizados para mejorar el cuerpo, el color y la calidad de otros vinos más débiles. Complementa bien a variedades como Cabernet Sauvignon, Merlot, Bonarda y Syrah. Brindan amplia capacidad de añejamiento en madera tanto como varietales o como complementarias.

Vista: El Malbec presenta un color rojo profundo, rubí intenso con matices violáceos o azulados que puede llegar a parecer casi negro, durante los dos primeros años estos colores están definidos por el rojo cereza o rojo guinda, luego se vislumbran matices bordó.
Olfato: Los vinos Malbec en nariz son florales y frutales (frutas salvajes y frutos secos). Dentro de los aromas principales podremos encontrar guindas, ciruelas, café, chocolate, cuero, trufa, vainilla, uvas pasas, entre otros. La vainilla aparece cuando pasa por barricas de roble.
Sabores: Los vinos Malbec son cálidos, suaves y con taninos dulces muy agradables. A la boca pueden apreciarse sabores a mermelada de ciruela, dulce de guinda, chocolate, frutas secas, vainilla y gustos balsámicos. Suele haber notas herbáceas cuando el cepaje no es cosechado en su óptima maduración lo que suele determinar un gusto amargo. Cuando se añeja en botella aparece el tabaco, la pimienta, canela o cuero.

Maduración
El Malbec es un vino tinto muy frutado cuando joven y muy complejo cuando ha envejecido en roble nuevo pero debe cuidarse para no suavizar con la madera su madurez natural. Se puede tener un Malbec joven, sin madera, para consumir hoy, un Malbec con estacionamiento, en madera de ocho a 10 meses, que se puede estibar en botella de dos a tres años.

Maridajes: El Malbec es ideal para acompañar: Carnes rojas; Quesos duros; Pastas con salsa de tomate; Carnes a la parrilla.
La temperatura de servicio de un Malbec, la cual le permite al vino exponerse delante de nosotros destacando sus aromas y sabores, ronda entre los 16º a 18º, para un vino joven y entre los 18º-20º, para un vino de guarda. Para un Malbec de guarda recomendamos usar decantador, más o menos una hora antes de beberlo.

Pinot Noir: Sinónimos: pinot negro, pinot blanco, pinot gris

La Pinot Noir es la cepa tinta por excelencia de los vinos de La Bourgogne; su jugo es incoloro pero en contacto con la piel negra azulada brinda vinos notables por su color rojo intenso. La Pinot Noir produce vinos de mediana intensidad, de mediana concentración tánica. De color poco intenso, con aromas frutales y florales. De impactante paso por la boca, se ofrece elegante, con sabores muy agradables y de cuerpo envolvente. Los vitivinicultores consideran que la Pinot Noir es una uva complicada, no fácil de vinificar, puede vinificarse en blanco u obtener buenos vinos rosados en lo que se llama fermentación de una o dos noches. Vinificado en blanco es junto con el Chardonnay y el Pinot Meunier, una de las tres uvas permitidas para la elaboración del Champagne, confiriéndole cuerpo y estructura, para lo cual debe vinificarse como vino blanco.

Vista: El Pinot Noir a la vista cuando es joven, es de color rojo rubí con reflejos violeta. A medida que envejece ofrece reflejos anaranjados y ocres, en aquellos vinos en los cuales el tiempo ha tenido un papel importante.
Olfato: Los aromas que presenta el Pinot Noir son a frutas rojas y negras como cereza, frambuesa, grosella, guinda, violeta, coco, pasto recién cortado. Cuando joven el Pinot Noir exhibe una amplia gama de aromas frutados de la franja de las frutillas, las frambuesas y grosellas.
Sabores: El Pinot Noir en boca es delicado, sus taninos y la acidez son bajos y aparecen sabores a frutillas, arándalos, violetas, canela, rosas y anís. Una característica muy común en los pinots argentinos es que huele a tierra u hongos. La crianza en roble le aporta marcadas expresiones de vainilla, tabaco y cuero.

Maduración
Es una variedad con un tanino y una acidez relativamente bajos, un color medio más que profundo y una vida media de duración más larga. Permiten un buen envejecimiento

Maridajes: El Pinot Noir es ideal para acompañar: Pescado; Aves de caza (pato); Comidas con salsas a base de hongos;
Platos de carne elaborados; Pastas con crema(sin tomate).
Es conveniente abrir la botella dos o tres horas antes de consumirlo para oxigenarlo favoreciendo la persistencia de aromas y sabores.

Syrah Sinónimos: shiraz, Sirah (Francia), Candive Noir, Entournerein, Hignin Noir, Plan de la Biaune, Schiraz, Sérine, Séräne, Sirac, Syra, Syrac, Petite Syrah (Brasil).

El Syrah es la tercera variedad tinta de mayor fama mundial en el que comparte honores con la Cabernet Sauvignon y la Pinot Noir. La Syrah es otra variedad clásica francesa trasplantada a diversos lugares del mundo. Los vinos son de una acidez alta, vigorosos, con cuerpo, gran cantidad de taninos y materias colorantes, los aromas se encuentran entre florales y afrutados con ligeros toques ahumados. Con el Syrah también se elaboran vinos rosados muy afrutados e interesantes. Se mezcla con Cabernet Sauvignon, combinando la opulencia especiada de la primera con la austeridad herbácea del Syrah.

Vista: Si el Syrah es joven, presenta colores muy oscuros e intensos del estilo rojo grosella o frambuesa o violeta intenso.
Olfato: Los aromas primarios del Syrah son el cuero, la trufa, violeta entre los mas destacados. Los Syrah jóvenes tienen aromas muy agradables a violeta, cassis, coco, higos, frutos secos, grafito, vainilla, violeta, mermelada de ciruelas, grosella negra y zarzamora. Los Syrah con crianza en roble desarrollan otros aromas, ligeros toques ahumados, coco, higos secos, aceituna negra, trufa, clavo de olor, especias.
Sabores: El Syrah en boca se muestra untuoso, vigoroso con buen grado alcohólico, suave, con gran cantidad de taninos que se redondean y reducen su astringencia durante la crianza en barricas, mejorando las propiedades naturales del cepaje y lo habilitan para largas estibas en botella. Predominan los sabores a grosella negra, cassis, y mermelada de ciruelas, zarzamoras y sabores especiados dejando un prolongado recuerdo en la boca.

Maduración
Tiene la particularidad de que se puede beber joven, momento en el que presenta notas frescas y aromas muy agradables. La Syrah da vinos muy vigorosos, sólidos, ricos en taninos y de larga conservación por lo que le sienta muy bien la crianza en madera y añejamiento en botella. Su proceso de envejecimiento es muy rápido pero con gran calidad y resistiendo la oxidación, esto permite que sean bebidos bastante pronto o bien con un tiempo de crianza prolongado. Evoluciona favorablemente con el tiempo y se convierte en un exponente de gran cuerpo.

Maridajes: El Syrah es ideal para acompañar: Carnes de caza (ciervo, jabalí, conejo); Carne de pavo; Cerdos; Comidas especiadas(picantes); Chivitos; Fiambres; Quesos de cabra.
La temperatura de servicio de un Syrah, la cual le permite al vino exponerse delante de nosotros destacando sus aromas y sabores, ronda entre los 16º a 19º, para un vino joven y entre los 18º-20º, para un vino de guarda. Para un vino de guarda seria muy interesante usar decantador, por lo menos una hora antes de beberlo.

Fuentes: www.deliciasdebaco.com, Vinumlaenoteca, vinoschilenos.cl.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (5 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +5 (from 5 votes)
Cepas de vinos, 10.0 out of 10 based on 5 ratings

3 Comments

  1. ana 31, marzo, 2011 at 5:01 pm

    Te comento debido a que leí algo arriba y lo recordé, que en Bodegas Algodón, la chica que nos acompaño y nos contó lo que comentaste arriba, dijo que el vino Cabernet Sauvignon, es EL REY DE LOS VINOS.

    Y no nos cabe la menor duda no?

    Salute!

  2. Rodrigo - Site Author 31, marzo, 2011 at 5:04 pm

    Sabes que es mi favorito, pero he probado algún que otro Merlot o Malbec que son mas que dignos !

  3. Ana 1, abril, 2011 at 2:16 pm

    Puede ser, pero lo dijo alguien que sabe muchisimo de vinos. Una enóloga.

Deja un comentario