Secretos de cocina – 4ta. parte

Bueno, siguiendo con lo prometido, acá siguen los pequeños consejitos para seguir aprendiendo el arte culinario en más profundidad, y quedar cada vez mejor con nuestros invitados a la mesa.

Para guardar arroz con leche en la heladera dentro de un recipiente, mejor si es de vidrio, es necesario reservar un poco del jugo de la preparación y cubrirlo con éste. En el recipiente, colocar pegado a la superficie un papel film. De ésta manera, se evita que sobre el arroz con leche, se forme una película similar a la nata que por lo general tiene pocos adeptos.

Para congelar pastas rellenas se deben colocar las piezas bien separadas unas de otras, en una placa o en un plato con semolín. Luego se llevan al freezer hasta que estén congeladas. Recién entonces se pueden embolsar en porciones individuales. El semolín es mejor que la harina para separar la pasta porque su grano es más grande y puede absorber mayor cantidad de humedad.

Para clarificar manteca: derretir la manteca a fuego bajo y sin moverla. una vez líquida, retirarla del fuego con cuidado, y con una cuchara sacar la espuma blanca de la superficie. Aparecerá un líquido amarillo translúcido y en el fondo, el suero blanco. Trasladar este líquido amarillo a otro recipiente y evitar que pase el suero, que luego descartaremos. La sustancia dorada será la manteca clarificada.

Al guacamole se lo puede hacer más potente si se le agrega un poco de chile fresco picado o unas gotas de tabasco.

Las arvejas frescas son dulces y tiernas, pero cuesta mucho trabajo pelarlas y nunca su tamaño es parejo. Las de lata hay que utiliarlas solo en caso de urgencia. Las arvejas ideales para preparar algún plato, son las que vienen congeladas, ya que fueron cosechadas en su punto justo y son de tamaño parejo.

En caso que le cueste desmoldar la tarta, ya sea porque se esperó demasiado y el caramelo se enfrió o porque se pegó un poco, hay que colocarla sobre la hornalla nuevamente durante unos segundos e intentar otra vez. La misma técnica de preparación de la receta se puede aplicar a tartas saladas, en ese caso solo vamos a colocar manteca y si se quiere un poco de azúcar.

Por último:

La mostaza no es indispensable, pero su sabor equilibra el dulce de tomate con la salsa de anchoas.

Cuando cocinemos platos que tengan ingredientes picantes, y hasta que tengamos el punto justo, es preferible quedarse corto a pasarse de largo, total siempre podemos agregar un poco mas de picante. Para que la comida resulte más divertida presentar todos los ingredientes por separado en la mesa y que cada uno de los invitados prepare el relleno a su gusto.

Bueno, por hoy basta, buen fin de semana para todos.
Salute!

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +6 (from 8 votes)
Secretos de cocina - 4ta. parte, 10.0 out of 10 based on 4 ratings

2 Comments

  1. jorge 18, octubre, 2009 at 11:04 am

    hola estoy vendiendo pastas elaboradas por mi . 1Kg de harina 6 huevos y sal pero noto que en grandes cantidades se me pegan ¿ que debo hacer’ desde ya muchas gracias

  2. Rodrigo 18, octubre, 2009 at 11:37 am

    Hola Jorge. La proporción que estás usando no me parece la correcta. Cada 100gr de harina es 1 huevo, una pizca de sal y oliva a gusto (poca). Si haces en grandes cantidades, es lo mismo pero por ahí lleva un poco mas de harina para que no se pegue justamente. El secreto está en amasar mucho, saludos.

Deja un comentario