Hugh Jackman y Evangeline Lilly protagonizan una película fuera de lo común pero con una cantidad de ingredientes lo suficientemente interesantes como para hacerla atractiva a una gran masa de gente: la idea de poner robots en la pantalla, peleas, una linda historia padre-hijo y una cantidad de efectos de alta calidad, creo que hace que todos los que la vayan a mirar (por ahí no se si las mujeres, pero Jackman por ahí las tranquiliza) pasen un rato agradable.

La historia es así: en un futuro no muy lejano las peleas de box han sido reemplazadas por las de robots comandados por seres humanos y un ex boxeador fanático de las peleas está cegado para tratar de ser exitoso. Parte de esa ceguera, impide que el ni se preocupe remotamente de un hijo de 11 años al cual nunca había visto (Dakota Goyo), pero inevitablemente el destino los une. Al principio Charlie (Jackman) trata a su hijo como un robot mas, pero al encontrar un robot abandonado ambos empiezan a ver todas las cosas que tienen en común y la historia empieza a ponerse cada vez mas interesante.

La película es garantía de buena acción, buenos efectos y dentro de todo de una trama interesante. Cumple perfectamente con la función de entretener y por mi parte quedé mas que contento. Mi puntaje es un 8, el director es Shawn Levy y la película dura 127 minutos. Para ver en cine.

Les dejo el trailer y unas imágenes:

http://www.youtube.com/watch?v=nElrjY5uBbI

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.4/10 (5 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Crítica película: Real Steel - Gigantes de acero (2011), 7.4 out of 10 based on 5 ratings

Deja un comentario