Uhm… sí creo que no tengo que ver mas películas francesas. Tomboy parecía prometedora, pero el cocktail «Francesa + drama + no se que = aburrimiento garantizado». Entiendo que fue super premiada y todas esas cosas, pero ….

La verdad que no se si soy yo el que no sabe apreciar el cine francés, pero esta historia me dejó esperando a que empiece la película. La historia trata sobre una familia que se muda hacia una ciudad de Francia durante el período de vacaciones y mientras el papá trabaja y la mamá descansa ya que está con un embarazo avanzado, la hija menor y el mayor tratan de pasar el tiempo libre. De a poco, Michel empieza a hacerse amigos en el vecindario y hasta tiene una gran amistad con una chica de la zona, pero hay un problema en Michel que va pasando de la duda a la certeza a medida que transcurre la película.

Creo que como drama la historia está bien, pero en el fondo me pareció vacía ya que en ningún momento la historia llega a convencer ya sea por algunas partes que son muy pesadas o por otras que están fuera de lugar.

Mi puntaje es un 4, aguardo opiniones de alguien que la haya visto para saber si soy yo el que no entiende nada o tengo algo de razón….

La película está dirigida y escrita por Céline Sciamma y dura 84 minutos. Los protagonistas son Zoé HéranMalonn Lévana y Jeanne Disson. Mención especial para la actuación de la hermana menor, excelente la niña como trabaja.

Les dejo imágenes y el trailer:

http://www.youtube.com/watch?v=JvfdCI4MArQ

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 3 votes)
Crítica película: Tomboy (2011), 7.0 out of 10 based on 4 ratings

12 Comments

  1. StringR 26, abril, 2013 at 4:25 am

    Eres tú quien no entiende nada.
    Es más, creo que deberías retirarte de la crítica cinematográfica. No es sólo que tu comentario deja mucho que desear en todos los aspectos, es que cualquier crítico (profesional o aficionado) que suelte una frase tipo «creo que no tengo que ver más películas francesas» (o alemanas, o japonesas, o americanas, o turcas, o iraníes, da igual), mejor que se aparte de enmedio y deje de molestar y contaminar el panorama crítico, que ya está muy sobresaturado.
    Un saludo.

  2. Rodrigo - Site Author 26, abril, 2013 at 8:35 am

    Gracias por tu opinión ! la respeto, como deberías respetar la mía. Si la película no me gustó, no me gustó, una pena que tengas confianza para opinar de esa manera pero no hayas escrito nada constructivo sobre la película como para poder refutar lo que escribí ni tampoco haber escrito tu email de manera correcta. Saludos.

  3. Ana 26, abril, 2013 at 10:08 am

    Fachista que le dicen.

  4. StringR 5, mayo, 2013 at 9:18 pm

    No, Ana, no se dice fachista, se dice fascista.
    Y si al expresar una opinión a uno lo llaman fascista, pues oye, apaga y vámonos. En fin, no he escrito nada constructivo sobre la película porque mi comentario no hacía referencia a la misma, si no a tu lamentable crítica, Rodrigo. Lamentable no por su nivel de redacción, ni por tu opinión, que es tuya y de nadie más, y como tal es indiscutible: cada uno puede tener su opinión y nadie es quién para discutirla.
    Lo que me parece lamentable es que alguien que se quiere crítico de cine articule una frase como esta: «Creo que no tengo que ver más películas francesas». A mí me da igual, tu capacidad crítica no me merece ningún respeto. Pero lo lamento profundamente por la gente que sí creerá tus palabras y condenará una filmografía entera. La de Francia, casualmente el país que ha dado más obras maestras a la historia del cine.
    Así que no, mi comentario no se refería a la película. Pero ya que preguntas, te resumiré mi propia crítica, que publicaron en la revista para la que escribo y que, faltaría más, no pienso ni decirte su nombre: en esencia, «Tomboy» es una película de inusitada sensibilidad entorno a la búsqueda de la identidad y el despertar sexual. La cámara de la directora trabaja la sugerencia más que la explicitud, y los matices están mucho más insinuados que evidenciados, dando como resultado una de las películas más ajustadas en su plano simbólico con su propia diégesis. Como resultado, Sciamma se acerca al modus operandi de los hermanos Dardenne, pero posicionándose en una opción narrativa más etérea, recurriendo al poder del fuera de campo como motor narrativo y gran alegoría de la película: lo que está en el terreno de los niños, debe quedarse en el terreno de los niños. Y sí, a ojos de inexperto, puede parecer aburrida, pero eso es porque requiere una cierta sensibilidad que no todos los espectadores pueden permitirse.
    Si no sabes apreciar eso, no pasa nada, cada uno es muy libre de disfrutar o no una película. Pero lamentándolo mucho, tu crítica me parece absolutamente negligente.
    Gracias.
    (por leerme, no por contribuir a vulgarizar la profesión de crítico)

    P.S: hablando de fascismo. Ana, un ejemplo de fascismo sería que este comentario no se publicara: se estaría silenciando una opinión desfavorable. Otro es pedir con insistencia que quien expresa su opinión dé también su dirección de correo: eso es identificar a la gente para convertirla en posibles objetivos, nombres susceptibles de figurar, por ejemplo, en listas negras. Supongo que eso no es lo que pretende el responsable de esta página. Pero en cualquier caso eso es fascismo.

  5. StringR 5, mayo, 2013 at 9:28 pm

    Si me permites, Rodrigo, un último apunte: dices que no he refutado ninguno de tus argumentos. Creo que deberías rebajar un poco la opinión sobre tus críticas, o bien releer tu texto. ¿Argumentos? Yo en tu texto sólo veo UNO: «es muy pesada porque me pareció vacía». Todo lo demás son repeticiones de esa misma idea, explicación de la sinopsis de la película y una frase de despedida.
    Lamento decirte que si hay algo vacío aquí no es la película, es tu crítica.

    Ahora sí, saludos!

  6. Rodrigo - Site Author 5, mayo, 2013 at 10:17 pm

    Hey StringR.
    Vamos por partes: lo del email, considero que si alguien escribe y no lo deja, es porque «huye» y no da lugar a que vuelvan a contestarle (no es tu caso).
    Respecto a la película, creo que te refugias demasiado en palabras sofisticadas como para demostrar que sabes bastante de esto, pero no entiendo que haces leyendo críticas de películas si es que sabes tanto.
    Volviendo a Tomboy, insisto que por mas que la película haya sido muy bien vista por la crítica en general a mi me pareció aburrida, tomalo como cuestión de gustos o lo que sea, pero es así. El cine francés no me gusta y creo que te tomaste demasiado a pecho la frase «no tengo que mirar…», trataba de ser un poco ácido nomas…. se que hay muchas películas que valen la pena, eso es seguro y si tenés para recomendarme son bienvenidas.
    Entiendo que herí tu sensibilidad profesional al ser tan abarcativo y meter todo adentro de la misma bolsa, mi error.
    Te mando un abrazo, espero perdones mi vulgarización, quedate tranquilo que lo mío es solo una opinión y justamente la idea es la de poder debatirla. Saludos a Barcelona!

  7. Ana 6, mayo, 2013 at 9:36 am

    Catalán, que cabrón, por acá en mi país decimos Fachos, un lunfardo nuestro, no me extiendo más porque con lo poco que pude entender de tu «comentario», ni sé que contestar ya que todo es agresividad. (consejito: tratá de escribir más fácil para que te entiendan todos ya que el mundo no es tan abarcativo como vos.)

  8. Rodrigo - Site Author 6, mayo, 2013 at 9:47 am

    Coincido con lo de fachista, pero también no tiene porque saber los lunfardos de los demás países. Respecto a su opinión, ojalá todas las visitas que tengo en el sitio se explayen al menos la mitad de lo que él lo ha hecho para enriquecer los posts. A no pelarse que somos gente culta, saludos !

  9. Ana 6, mayo, 2013 at 9:53 am

    Yo sí creo que tendria que saberlo, se podria haber googleado y punto, a mi tambien me gusta cuando la gente se explaya en los comentarios pero no me gustan cuando tienen ese dejo de agresividad y de sentirse superior al otro.

  10. StringR 15, mayo, 2013 at 4:55 am

    Vaya, me sorprende que alguien que acusa a otro alguien de «fachista» (palabra que, insisto, no existe) y de agresivo luego suelte tanta bilis y destile tanto odio en sus comentarios. Querida Ana, quizá deberías tomar un poco más ejemplo del responsable de este blog, a quien agradezco profundamente la corrección y el respeto, y recurrir un poco más a la educación, que seguro que la tienes por ahí, escondida en algún lado.
    En otras palabras: dice MUY POCO de cualquier persona pedirle respeto a alguien llamándole cabrón en el mismo comentario. Es lo que has hecho tú, Ana. Hasta donde yo sé, no he insultado a nadie. He expresado mi opinión y se me ha llamado cabrón (¿y sabes cómo se le llama a eso, querida Ana? sí, fascismo)
    Así que este será mi último comentario dirigido a ti. Bueno, no. Será este otro: no hay textos enrevesados, sino lectores obtusos. Y no hay comentaristas que se sienten superiores, sino lectores que se sienten inferiores. Háztelo mirar.

    Y Rodrigo, no, insisto: no me refugio en «palabras sofisticadas». Lo único que hago es recurrir a un lenguaje preciso. Que es lo que, creo, debemos hacer todos los críticos de cine. No es lo mismo decir «esta película está bien» que «esta película tiene una estructura narrativa clásica bien desarrollada». ¿Me explico? Es sólo eso, que creo que la gente de la calle puede hablar como le sea más cómodo, pero los que escribimos sobre arte debemos exigirnos corrección y precisión.
    Y un poco más de contenido en nuestras apreciaciones. A mí me puede parecer aburridísima una película y sin embargo creer que es una obra maestra: mi trabajo es centrarme en los valores cinematográficos, positivos o negativos, y no en si esa mañana no me he tomado un café y me he quedado dormido en el cine.
    Luego está la opinión personal, claro. Y eso es indiscutible. Si a ti te ha parecido aburrida tal o tal otra película no hay nadie que te lo pueda negar. Si te lo has pasado bien o mal, nadie podrá discutírtelo. Es solo que, insisto, una crítica cinematográfica debe tener también una parte de valoración objetiva…
    Dicho todo esto, este es tu espacio y, por supuesto, tú puedes expresarte como más te apetezca. Faltaría más.

    Un saludo desde, sí, Barcelona

  11. Rodrigo - Site Author 15, mayo, 2013 at 8:19 am

    Excelente comentario, basta de discusiones. Creo que ya planteamos nuestros puntos de vista y a partir de ahora nos estamos persiguiendo la cola. Muy buena tu dirección de mail, me hizo reír temprano con -1 grado a la mañana. Un saludo por allá, tengo los mejores recuerdos y comentarios de BCN.

  12. Ana 15, mayo, 2013 at 9:55 am

    Stringer, (querido no, me parecería ironico si lo escribiera) veo que no tenes ni idea de los argentinismos, pero no importa, como dice Rodrigo no tenés porque saberlo, insisto en el argentinismo fachismo, decis que no existe? ok, en argentina le decimos asi y punto. Te ofendés por el cabrón, sabés que es cabrón para los argentinos? alguien que se enoja por nada, no tiene nada de ofensa por lo menos en mi pais. Por lo demás te pido disculpas si en algo te ofendí, nunca fue mi intención, si de algo carezco es de agresividad.
    Y acá la corto, ya que con solo leer Barcelona pienso que tengo una parte de mi corazón en ese lugar , el más bello del mundo.

Deja un comentario