Crítica película: Decisiones extremas – Extraordinary Measures (2011)

Ahhh, historias de la vida real +  niños enfermos garantizan a la audiencia un drama. En éste caso  no es de Clint Eastwood pero la película está avalada por uno de sus protagonistas, el gran Harrison Ford.

Todo comienza con una familia muy unida en la cual dos de los tres hijos tienen una enfermedad genética (Pompe) que paraliza los músculos a medida que crecen y les da un promedio de vida de 9 años. Al llegar al cumpleaños número 8 de la hija, su padre (un exitoso empresario, protagonizado por Brendan Fraser) que tiene una conexión especial con ella, recapacita acerca del destino que le depara a su hija y en vez de darse por vencido, intenta contactarse con un científico muy inteligente pero poco sociable que puede generar una droga para frenar la enfermedad.

A partir de ahí comienza una carrera contra el tiempo, contra el orgullo, contra las farmacéuticas y los inversores que tratan de pensar en ganancias y no en los hijos del empresario que se quedan sin chances.

La película te tiene bastante tenso durante buena parte del tiempo, cae en algunos clichés clásicos de los «niños dulces» pero creo que cumple con su cometido de contar bien lo que pasó y de buena manera. Mi puntaje es un 7.

El director es Tom Vaughan, los protagonistas son Brendan FraserHarrison Ford y Keri Russell. La duración es de 106 minutos.

Les dejo el trailer e imágenes:

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.3/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Crítica película: Decisiones extremas - Extraordinary Measures (2011), 8.3 out of 10 based on 3 ratings

Entradas relacionadas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: