Bueno, bueno, bueno. Que escribo de Elite Killers… ya está: hay un montón de películas ambientadas en épocas pasadas retratando la vida de los miembros de las fuerzas especiales que siendo del gobierno de USA o no, cometían a cabo un montón de fechorías a lo largo del mundo para poder mantener la balanza para el lado de ellos.

Recuerdo una película protagonizada por Eric Bana, llamada Munich, que cuenta como las fuerzas especiales Israelíes se encargan de eliminar una célula terrorista. Elite Killers, cuenta sobre un grupo de asesinos que trabajan para el gobierno de Estados Unidos que luego de años de trabajos difíciles, deciden cada uno seguir su camino. Uno se va a vivir a Australia (Jason Statham AKA: Danny, en su clásico papel de indestructible y duro) pero otro sigue con el trabajo (Robert De Niro AKA: Hunter).

Debido a una complicación de Hunter en Oriente, Danny tiene que volver a hacer lo que lo tenía cansado pero con un condimento especial: Hunter será liberado junto a 6 millones de dólares si se cumple con matar a los 3 asesinos de los 3 hijos de un agonizante Jeque Árabe. El problema radica en que los asesinos son miembros de las SAS, las fuerzas especiales de ELITE de Inglaterra por lo que empezará un juego de contraespionaje en donde un temerario miembro de las SAS (Clive Owen AKA: Spike) tratará de impedir a toda costa que el grupo logre su cometido dentro y fuera de Inglaterra.

La película tiene buena acción con disparos, corridas, peleas en un montón de lugares, buenos protagonistas, buenas actuaciones pero creo que le sobran 15-20 minutos de los casi 120 que tiene de duración. Me gustó, pero no tanto. Mi puntaje es un 7, el director es Gary McKendry y creo que un condimento importante de todo es que es una historia de la vida real.

Les dejo el trailer e imágenes:

http://www.youtube.com/watch?v=IjTFvmtq45U

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Crítica película: Killer Elite - Asesinos de Elite (2011), 4.0 out of 10 based on 3 ratings

Deja un comentario